Saturday, September 18, 2010


Sobre la ciencia de las inundaciones relámpago

Las inundaciones repentinas mortales que barrieron algunas zonas de EEUU durante el primer trimestre de 2010 son un recordatorio de un hecho poco conocido: las inundaciones repentinas o relámpagos son la causa No. 1 de muertes relacionadas con el tiempo en los Estados Unidos, según el Servicio Meteorológico Nacional de dicho país.

Dos factores claves que condicionan la inundación son la intensidad de la precipitación y su duración. Por esta razón, la mayoría de las inundaciones repentinas es causada por los focos convectivos y tormentas de movimiento lento, focos convectivos que se mueven en varias ocasiones sobre la misma área (efecto “tren convectivo”), o lluvias intensas de los huracanes y de las tormentas tropicales, hurricanes and tropical storms, según la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA).

La precipitación intensa que generó la inundación repentina de Arkansas en 2010, haciendo que Caddo y ríos de Little Missouri, elevaron sus aguas rápidamente durante la noche, a veces en más de 8 pies (2.4 metros) por hora, según informes de noticias.

El agua no viene siempre de la lluvia. Un fallo de una presa o de un dique, o una liberación  repentina de agua por deshielo pueden también generar una inundación repentina. La topografía de la región, las condiciones del suelo y la cubierta de tierra también desempeñan papeles significativos.
La fuerza de una inundación repentina puede hacer rodar cantos de piedra, arrancar árboles de la tierra y destruir edificios y los puentes.

Como dice su nombre, estas inundaciones ocurren repentinamente – dentro de un rango de algunos minutos a horas. El agua rápidamente se eleva y puede alcanzar alturas de 30 pies o más, las mismas lluvias que producen las inundaciones repentinas pueden también accionar deslizamientos catastróficos de fango y tierra.
La mayoría de las muertes relacionadas con las inundaciones ocurren en automóviles, así que la NOAA aconseja que la gente no intente cruzar los puentes y evitar  las travesías de caminos con agua. El intentar cruzar incluso una pequeña corriente puede ser peligroso, porque las aguas pueden elevarse rápidamente.

Muchas muertes por inundaciones repentinas ocurren dentro automóviles que tratan de cruzar arroyos aparentemente benignos y que sufren una repentina subida en el nivel del agua.

En promedio, las inundaciones en los EE.UU. matan a cerca de 150 personas al año – más que cualquier otro fenómeno del tiempo, incluyendo tornados y huracanes. Las estadísticas de la NOAA, así lo muestran: weather hazard. La mayoría de las muertes de las inundaciones, sin embargo,  se debe a que la gente intenta cruzar corrientes peligrosas o  caminos inundados, según University Corporation for Atmospheric Research (UCAR).

Las víctimas subestiman a menudo la energía del agua al conducir en áreas inundadas, según los científicos de UCAR, agregando que solamente se necesitan 18 pulgadas (46 centímetros) de agua para hacer flotar un vehículo normal. Solamente basta 2 pies (60 cm) de agua para arrastrar a la mayoría de los vehículos río abajo y casi la mitad de todas las fatalidades de la inundación están auto-relacionadas, según  la NOAA.
Las muertes por inundaciones repentinas se han elevado en últimas décadas, y la U.S. Congress’s Office of Technology Assessment dice que "a pesar de los esfuerzos recientes, la vulnerabilidad a los daños de inundaciones es probable  que continúe creciendo" como las poblaciones en regiones expuestas a inundaciones aumentan constantemente. Las inundaciones repentinas pueden ocurrir a lo largo de los ríos, en las costas, en las zonas urbanas y  en las zonas de ríos y los arroyos secos.

Las inundaciones de río suceden generalmente cuando las cuencas de río se llenan rápidamente y el agua se vierte sobre los bancos y riveras construidas. La inundación costera es común cuando las tormentas tropicales o los huracanes conducen al interior el agua del océano, o cuando los tsunamis envían el agua sobre la orilla.

El pavimento que cubre zonas urbanas previene el suelo natural de la precipitación absorbente – de hecho, la urbanización  aumenta la escorrentía de dos a seis veces sobre lo qué ocurriría naturalmente, según la NOAA. Las calles alineadas con los edificios altos se pueden transformar en  ríos rápidos.
Una inundación repentina se mueve rápidamente y puede viajar millas más allá del sitio original de la tormenta, cogiendo a los caminantes descuidados y a los motoristas por sorpresa.

Ya que las inundaciones repentinas pueden ocurrir en cualquier momento del año, es importante siempre ser consciente de los informes del tiempo local, pues el Servicio Meteorológico Nacional publica una advertencia de inundación repentina siempre que esté ocurriendo una o es inminente en áreas especificadas.
Fuente: http://www.livescience.com/

No comments: