Saturday, September 18, 2010

Cambio Climático (IV)

(Preguntas y respuestas)  


Earth Observatory-NASA
La NASA ha puesto sobre la mesas una nueva iniciativa y es responder a las preguntas calientes sobre el calentamiento global y cambio climático: una apuesta loable. En la RAM de mayo de 2010 empezamos con esta serie de preguntas y respuestas sobre el cambio climático enmarcadas dentro del portal de la NASA. He aquí una más.
¿Ha sido el Sol más activo en últimas décadas  y podría ser responsable de un cierto calentamiento del planeta?
Los científicos todavía están discutiendo si o no la actividad del Sol aumentó durante la última mitad del siglo XX, pero incluso las estimaciones más elevadas de la actividad no pueden explicar desde entonces el calentamiento observado desde 1950.
Los estudios demuestran que la variabilidad solar ha influenciado perceptiblemente en los últimos cambios del clima. Por ejemplo, una disminución de la actividad solar se piensa haber accionado la Pequeña Edad de Hielo del Hemisferio Norte entre, aproximadamente, 1650 y 1850, cuando las temperaturas cayeron lo bastante bajas  como para que los ríos que no se congelan con el clima actual se congelaran en dicha fechas.
Los científicos usan sustitutos de datos (los proxies) como registros de las manchas solares, que se han guardado desde el tiempo de Galileo, o el carbón en los anillos de los árboles para estimar la cantidad de energía que el Sol ha enviado a la Tierra. Aunque no son perfectas, estas estimaciones dan una aproximación grosera de cuánto ha variado la actividad del Sol en un cierto plazo.
Los científicos todavía están discutiendo sobre la calidad de los datos proxies, si son fiables y consistentes en la determinación del Sol más allá de la actividad, pero las estimaciones indican que el Sol ahora es, probablemente, tanto o más activo que lo que ha estado nunca durante los últimos 8.000 años.


Los registros de las manchas solares que datan de 1610 proporcionan una indicación de la energía emitida por el Sol. En general, más manchas solares (picos azules) significan generalmente una actividad solar más intensa y más energía recibida por la Tierra. En promedio, ahora hay más manchas solares que durante el Mínimo de Maunder hace 350 años, pero el aumento en actividad solar solamente no es suficiente para explicar los aumentos de la temperatura que han ocurrido desde 1950. (Gráfico de Robert Simmon, basado en datos de Hoyt y de Schatten, 1997)

Un registro más corto, pero más detallado, proviene de los satélites de la NASA, que han estado registrando la actividad del Sol desde el espacio desde 1978. Las medidas, sin embargo, provienen a partir de seis satélites diferentes, cada uno con sus propias bias o desviaciones. Es difícil combinar las medidas de estos satélites en solo 25 años para conseguir una tendencia de la actividad solar.

Diversos equipos científicos han intentado crear un registro continuo de los datos basados en los satélites. Cada registro de largo plazo muestra las subidas y las caídas de dos ciclos de las manchas solares de 11 años, pero se diferencian a partir de uno y otro en la tendencia media durante el período completo. Cuando se combinan juntas en una forma, los satélites parecen registrar un aumento leve en la actividad solar, pero en otros análisis la actividad solar seguía siendo constante.

Independientemente, incluso cuando los científicos asumen que la actividad solar está aumento, basándose en los datos proxy y en los datos  de satélite, no se puede explicar todo el calentamiento observado al final del siglo XX. Los modelos del clima pueden reproducir solamente el calentamiento observado desde 1950 cuando una subida de gases de efecto invernadero se incorpora al sistema y a la modelización.

No comments: