Wednesday, January 30, 2008



Descongelan hielo de un millón de años o más para analizar sus microbios.


Los científicos examinarán ahora la antiquísima agua en busca de microorganismos; y entonces, a través de técnicas genómicas de vanguardia, intentarán deducir cómo estas diminutas "cápsulas del tiempo" vivientes sobrevivieron al paso de los milenios en total oscuridad, sometidas a temperaturas gélidas, y sin nutrientes ni energía del Sol.
19 Enero 2008 Fuente: LA FLECHA

Segmentos de un núcleo de hielo en forma de tubo han sido derretidos bajo condiciones meticulosas de aislamiento, para impedir una posible contaminación accidental. El proceso requirió casi un año de preparación.


El núcleo de hielo en sí mismo era increíblemente claro y transparente, actuando como un prisma en la luz que incidía sobre él.


Los segmentos de hielo fueron cortados de un núcleo de hielo al que se accedió en una perforación realizada en 1998 gracias a un esfuerzo conjunto de especialistas de Rusia, Francia, y Estados Unidos. La muestra fue tomada de aproximadamente tres kilómetros bajo la superficie de la Antártida, y 200 metros sobre la superficie del Lago Vostok, y se ha guardado desde entonces a 35 grados Celsius bajo cero en el Laboratorio Nacional de Núcleos de Hielo en Denver.


Este hielo fue una vez agua en el lago. Los científicos no tienen muestras directas del lago en sí, sólo esta muestra indirecta del hielo sobre él, porque una perforación que penetrase dentro del lago sin tomar las precauciones exhaustivas que ello requiere, podría dar lugar a la contaminación del mismo.


El procedimiento de descontaminación del material analizado fue el más complicado y meticuloso que se haya intentado hasta la fecha. Requiere el uso de una cámara de aislamiento para la fusión propiamente dicha, la concentración del agua resultante mediante un sistema de filtrado especial, el uso de soluciones especiales para la destrucción de cualquier bacteria o ADN contaminantes procedentes del exterior del núcleo, y la utilización de trajes esterilizados de aislamiento por todo el personal del laboratorio, entre otras medidas.


Aunque otros proyectos científicos han identificado los microorganismos que viven en las aguas del Vostok, no han revelado lo que estos pequeños organismos unicelulares hacen o cómo se han adaptado a un ambiente que es permanentemente oscuro, frío, y tan aislado que las fuentes de alimento y energía deben ser raras y difíciles de obtener.


De hecho, buena parte de nuestro planeta está sumido en un frío y una oscuridad perpetuos, de modo que tiene sentido estudiar cómo existe vida bajo estas condiciones. Además, enzimas producidas por estos microorganismos podrían ser útiles en aplicaciones industriales.


Las aguas del Vostok contienen sólo entre 10 y 100 microbios por mililitro, una tasa muy inferior a la de aproximadamente un millón de microbios por mililitro de la mayoría de los lagos.


Se aplicarán técnicas genómicas nuevas, capaces de desvelar datos importantes sobre la diversidad genética en una comunidad de organismos cuando sólo están disponibles pequeñas cantidades de ellos.


Los científicos creen que el Lago Vostok se mantiene en un estado líquido, pese a estar sepultado bajo kilómetros de hielo, gracias a una fumarola hidrotermal.



CAMBIO CLIMÁTICO.


La Tierra y Marte tienen un punto en común: el cambio climático.


Marte y la Tierra son muy distintos pero tienen algo en común: Ambos están experimentando una deglaciación. 'El hielo residual del Polo Sur de Marte está desapareciendo a una velocidad tal que en diez o quince años no quedará nada de todo el casquete. Algo que también nos ocurre en el planeta terrestre, donde las nieves de nuestro Kilimanjaro, serán un recuerdo dentro de una década', explica Francisco Anguita, profesor titular de Zoología Planetaria en la Universidad Complutense de Madrid y fundador de la Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra.
29 Ene 2008 Fuente: LA FLECHA, AGENCIAS


Este docente e investigador, con libros como 'La historia de Marte' o la 'Biografía de la Tierra', vino a Zaragoza la semana pasada, invitado por el Programa Ciencia Viva para impartir una conferencia ante más de 100 alumnos del IES Goya, con el título: 'Marte y la Tierra: pasado y presente de dos hermanos tan distintos'. Habló a los adolescentes sobre las similitudes y diferencias entre ambos planetas y cómo el cambio climático, tan presente en los medios de comunicación, afecta a ambos. Pero si bien en el caso terrestre, el origen de esa variación climática se encuentra en el comportamiento humano, en el caso del "Planeta Rojo" el cambio climático se debe a 'que la oblicuidad del eje de rotación marciano experimenta variaciones rápidas y de gran envergadura. Su oblicuidad actual es de 23º, igual que la Tierra, pero con oblicuidades superiores a los 35º los polos reciben gran insolación, y se funde a toda velocidad como consecuencia de este cambio en la inclinación y de recibir de forma diferente los rayos del sol. Se estima que en unos 15 años el glaciar del polo sur de Marte desaparecerá, igual que ocurrirá con el Kilimanjaro'.


Paralelismos y un origen similar.


Para este investigador, que ha formado parte de dos expediciones antárticas, los dos planetas comparten paralelismos y un principio muy parecido, pero evolucionan diferentemente debido a la diferencia de masa. La Tierra es mayor y retiene la atmósfera 'sin problema, pero Marte no retiene el calor de invernadero y es un planeta muy frío. Los astrobiólogos imaginan que la vida pudo aparecer en Marte hace 4.000 millones de años, en su origen. 'Pero si esa vida surgió no pudo desarrollarse a consecuencia del clima frío. Es hace 2.500 años cuando las diferencias entre ambos planetas se agudizaron. En la Tierra, gracias a una atmósfera rica en oxígeno, se inicia una evolución de la Biosfera, que desembocará más adelante en la aparición de formas de vida diversa. En la actualidad, se habla de 40 millones de seres vivos existentes en el planeta terrestre, de los que sólo conocemos 2 millones, 'desconocemos la mayoría'.


Esta Biodiversidad tan variada puede relacionarse con la tectónica de placas, que hace referencia al movimiento de los continentes, 'que se movieron en un pasado y lo siguen haciendo ahora. Estos cambios repercuten en variaciones rápidas en la evolución de los seres vivos', asegura Anguita, quien sostiene que esa atmósfera terrestre inicial fue rica en gases con efecto invernadero, razón por la que no hubo glaciaciones.

No comments: