Thursday, October 18, 2007

LA METEOROLOGIA EN CHILE


La meteorología en Quinta Normal.

Después de 24 años de estar la DIRECCION METEOROLOGICA DE CHILE, DMC, alejada de su lugar de origen en la Quinta Normal, permaneciendo durante ese período en el Aeropuerto Arturo Merino, regreso a fines del 2005 al viejo edificio que la albergara por tantos años.Por motivos de construcción de la segunda pista en el AP.AMB, se fue dificultando el acceso a la DMC haciendo muy engorroso que los usuarios pudieran concurrir a requerir información y por otra parte los espacios disponibles para la creciente actividad aérea en AMB, hicieron necesario trasladarla a la Quinta Normal.
El Servicio Meteorológico Nacional dependiente de la Dirección General de Aeronáutica Civil se preocupa del medio ambiente atmosférico, orientando su aplicación hacia el logro de un mayor bienestar humano. Debemos recordar que los comienzos de la meteorología en Chile se remontan a Don Pedro de Valdivia, quien, en 1545, en una carta a su compañero de armas Hernando Pizarro, define el clima de Chile con similares características a las que tiene hoy.
Sin embargo, fueron los antiguos navegantes que exploraron las costas y canales de nuestro territorio los precursores de la meteorología en nuestro país. Como las condiciones de seguridad de su navegación dependían de los fenómenos atmosféricos, en sus libros y bitácoras dejaron observaciones visuales prolijas y precisas de las zonas que exploraban. En algunos casos estas informaciones meteorológicas son verdaderos estudios climáticos.En el siglo XVIII la preocupación por los viajes y el conocimiento de la naturaleza, atrajeron hasta las costas de Chile a hombres de ciencia de distintas nacionalidades.
Entre ellos se destacan el capitán español Antonio de Córdoba con dos expediciones sucesivas al Estrecho de Magallanes en 1785 y 1788. La exploración practicada del Canal principal del estrecho representó un valioso aporte para la geografía, la hidrografía y la climatología de esos lugares. El piloto José de Moraleda, entre 1787 y 1788, realizó estudios del Archipiélago de Chiloé y la tierra continental; como resultado de sus investigaciones levantó una prolija carta geográfica de toda la región.Entre los años 1830 y 1861 el adelanto en el conocimiento de las ciencias físicas y naturales se debió mancomunadamente al interés de los gobiernos y a la presencia en Chile de algunos distinguidos especialistas extranjeros que contaron con el apoyo necesario para sus estudios.

En octubre de 1849 llegó a Santiago una misión norteamericana encabezada por J.M. Gillis, astrónomo agregado al Observatorio de Washington, y el gobierno le prestó su concurso para que se instalara en el Cerro Santa Lucía . Los investigadores permanecieron hasta 1852 y practicaron valiosas observaciones astronómicas y meteorológicas.
Al retirarse, el Estado adquirió los edificios, instrumental y libros de la misión, y sobre esta base dio nacimiento el 17 de agosto de 1852 al Observatorio Astronómico Nacional, y comienza en Santiago a medirse el agua caída EN MILÍMETROS CON PLUVIÓMETRO.El año 1866, a mediados de junio Don Luís Zegers llevó un pluviómetro al Observatorio Astronómico de la Quinta Normal, o sea al sitio mismo en que hasta hoy durante más de cien años, sin interrupciones; continúa observando el agua caída, la Dirección Meteorológica de Chile.
El Servicio Meteorológico, nace bajo la tuición del Observatorio Astronómico Nacional.Las observaciones meteorológicas se iniciaban en forma metódica y a horas determinadas en el mes de noviembre de 1849. Estas son casi completas y se prolongan en ese lugar hasta septiembre de 1857, fecha en que el observatorio se traslado a Quinta Normal, edificio que hasta el mes de junio de 1981 ocupa la Dirección Meteorológica de Chile, para posteriormente trasladarse al interior del Recinto del Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, manteniéndose siempre en la Quinta Normal la estación meteorológica.En el año 1870, el Observatorio de Santiago es incrementado por un “Psicrómetro “, que entra en servicio en el mes de junio y un “Termómetro de Máxima “ que comienza a utilizarse en el mes de octubre.
El Psicrómetro procede de los talleres de Salleron, en París y el Termómetro de Máxima es Negretti y Zambra.Se publicó en 1870 el primer “Anuario de la Oficina Central Meteorológica” correspondiente a las observaciones del año 1869. A partir de esta fecha han continuado publicándose anuarios con datos climatológicos cada vez más completos. Referente a estos primeros anuarios es interesante destacar que dichos volúmenes fueron enviados a la Exposición de Geografía de París en 1875 siendo distinguidos con un premio.
A su vez la Sociedad Meteorológica de Austria, refiriéndose a estos anuarios declaró en sus Anuarios que “los anuarios Meteorológicos de Chile son el trabajo más prolijo y completo que hasta la fecha haya publicado un Estado americano”.Una de las fechas más relevantes, la constituye el 26 de marzo de 1884, en la cual mediante el Decreto Supremo Nº 714 se establece el servicio de Observaciones Meteorológicas simultáneas, donde se indica a los Observatorios existentes, que deben efectuar observaciones en el mismo instante físico y enviarlas a un punto central de estudios por medio del telégrafo.
Este hito marca el nacimiento de lo que sería posteriormente la Dirección Meteorológica de Chile.El año 1929 el Servicio envía sus estudios publicados a la Exposición Iberoamericana de Sevilla (1929-1930), y obtiene “GRAN PREMIO“ por sus publicaciones y servicios Meteorológicos .



Por Decreto Supremo del 31 de diciembre de 1910, se incorporaron al Servicio Meteorológico, la Oficina de Pronósticos Marítimos, que operaba en Valparaíso, y la oficina de Previsión del Tiempo dependiente del Ministerio de Industrias y Obras Públicas, dando así origen al Instituto Central Meteorológico y Geofísico.
Este Instituto dependía del Ministerio de Educación y también en alguna medida, del Ministerio de Guerra y Marina.En el año 1928, durante la Presidencia del General don Carlos Ibáñez del Campo, se ordena por Decreto Supremo la unificación de todos los Servicios Meteorológicos en un solo Organismo Oficial y rector de la meteorología con el nombre de OFICINA METEOROLOGICA DE CHILE, lo cual permitió unificar los medios humanos y materiales además de estandarizar los procedimientos y normas, la instrucción meteorológica y emplear el supuesto con el máximo de eficiencia y economía, evitando el derroche humano y de costoso instrumental meteorológico.
Esta Oficina estaba bajo la tuición del Ministerio de Marina.Con motivo de la expedición al Territorio Antártico Chileno en el año 1947, se fundó la estación meteorológica de la Base “Arturo Prat”. Posteriormente, en el año 1948, se estableció una estación meteorológica en la Base Antártica General Bernardo O”Higgins”.En el año 1949, la Oficina Meteorológica de Chile pasó a depender definitivamente de la Fuerza Aérea de Chile (Dirección de Tránsito Aéreo) y siendo el Jefe hasta esa fecha el Capitán de Navío de la Armada Nacional, don Jorge Fernández.Ampliando cada vez más su red en el Territorio Chileno Antártico, el Servicio estableció las estaciones meteorológicas de las Bases Presidente González Videla (año 1951), Presidente Aguirre Cerda (año 1955), y finalmente el Centro Meteorológico Antártico Presidente Freí (año1969), este último funcionando en la Base Aérea Teniente Rodolfo Marsh Martín.
La Fuerza Aérea envía parte de su personal de Meteorología a estudiar a diferentes Universidades del extranjero, especialmente Estados Unidos, los cuales a su regreso se desempeñaban como profesores de los cursos de Meteorólogos que anualmente dicta esta Institución, hoy en día a través de la Escuela Técnica Aeronáutica.En 1957, se instalaron tres estaciones de Radiosonda: Antofagasta, Quintero y Puerto Montt. Con esto Chile comienza a aplicar los análisis de la alta atmósfera en la previsión del tiempo.También en el año 1957, la Fuerza Aérea de Chile, a través de la Dirección de Instrucción efectúa el primer curso regular de Meteorólogos que se hace en Chile.
La dirección técnica la tuvo el Doctor en Meteorología don Albert Miller, quien a su vez era el Jefe del Pacto Alianza para el Progreso. A este curso ingresaron 15 alumnos, egresando al término de él 13.El interés y las exigencias científicas y tecnológicas cada vez más crecientes en el país movió a la “Oficina Meteorológica de Chile” dependiente de la Fuerza Aérea de Chile a la elaboración y publicación con gran esfuerzo, de los Anuarios Meteorológicos , desde el año 1943, los cuales se encontraban interrumpidos, al margen del cumplimiento de su misión.
En 1973, por Ley N 17.931, publicada en el Diario Oficial N 28.546 del 08.MAY. la Oficina Meteorológica de Chile pasa a denominarse DIRECCION METEOROLOGICA DE CHILE , dependiente de la Dirección General de Aeronáutica Civil, y a través de este Servicio, el Estado dirige, controla y mantiene el Servicio Meteorológico dentro del Territorio Nacional, con el propósito de satisfacer las necesidades de información y previsión meteorológica de todas las actividades nacionales.Dentro de la misma Ley Nº 17.931 se crea el Banco Nacional de Datos Meteorológicos, dependiente de la DMC, cuya función será la recopilación y difusión de toda la información meteorológica nacional.
Actualmente la orientación del Servicio está dirigida a enfocar las necesidades de los usuarios, considerando para esto la gestión de modernización impulsada por el Estado de Chile, manteniendo su responsabilidad como Servicio Público y desarrollando a su vez las iniciativas que permitan optimizar la comercialización de productos y servicios meteorológicos y climatológicos.
Especial relevancia ha tenido el fortalecimiento tecnológico de equipos, sistemas y procesos desarrollados, con el propósito de mejorar la calidad de las observaciones meteorológicas, pronósticos y productos meteorológicos.Sobre los proyectos para el presente decenio y más detalle de los servicios prestados no se indicarán, por cuanto el propósito es hacer notar el camino recorrido en estos 121 años del Servicio Meteorológico.
Chile en este bicentenario habrá caminado 200 años y el Servicio Meteorológico lo habrá acompañado por 126. ¿Y mi sueño?Bueno que en un justo reconocimiento a la historia y esfuerzo de la meteorología en Chile, el Estado de Chile a través del Ministerio que corresponda reconstruyo su antiguo edificio de Quinta Normal y lo transformo en un moderna instalación, manteniendo la fachada de la centenaria edificación.

No comments: